¿Es bueno o malo que haya 8 mil millones de seres humanos?

Hemos llegado a los 8 mil millones de personas en el mundo, eso ¿es bueno o es malo?

El pasado 15 de noviembre, las Naciones Unidas anunció oficialmente que la población mundial alcanzó los ocho mil millones de personas.

Sin embargo esto no es una ciencia exacta. Puede haber sucedido hace semanas o meses o puede que aún no haya sucedido. Pero el hecho es que los humanos abundan en este planeta y nuestra población está en una tendencia ascendente. Al menos hasta finales de siglo.

“Esta es una ocasión para celebrar nuestra diversidad, reconocer nuestra humanidad común y maravillarnos con los avances en salud que han extendido la esperanza de vida y reducido drásticamente las tasas de mortalidad materna e infantil”, dijo el Secretario General de la ONU, António Guterres. “Al mismo tiempo, es un recordatorio de nuestra responsabilidad compartida de cuidar nuestro planeta y un momento para reflexionar sobre dónde aún no cumplimos con nuestros compromisos mutuos”, agregó.

Entre 1804 y 1927, la población mundial creció de mil millones a dos mil millones. Después de eso, se necesitaron 33 años para llegar a los tres mil millones. Desde entonces, se han tardado aproximadamente 12,6 años en agregar otros mil millones de personas.

En el informe “Perspectivas de la población mundial 2022 de la ONU”, la agencia internacional dijo que espera que la población llegue a cerca de 8.500 millones para 2030, 9.700 millones en 2050, 10.400 millones en la década de 2080 y permanezca en ese nivel hasta 2100.

Más de la mitad del aumento previsto de la población mundial hasta 2050 se concentrará en ocho países: República Democrática del Congo, Egipto, Etiopía, India, Nigeria, Pakistán, Filipinas y República Unida de Tanzanía. Se espera que los países del África subsahariana contribuyan con más de la mitad del aumento previsto hasta 2050.

Más personas en el planeta pueden significar más oportunidades de conflictos con otras especies y la salud de nuestro medio ambiente, pero la disminución de la biodiversidad con el aumento del número de humanos no tiene por qué ser una conclusión inevitable. Existen soluciones sostenibles para la energía, la agricultura y la forma en que construimos las cosas. Es solo una cuestión de cambiar las perspectivas, actitudes y políticas.

“La relación entre el crecimiento de la población y el desarrollo sostenible es compleja y multidimensional”, dijo Liu Zhenmin, subsecretario general de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU. “El rápido crecimiento de la población dificulta la erradicación de la pobreza, la lucha contra el hambre y la desnutrición y el aumento de la cobertura de los sistemas de salud y educación.

En resumen, el mundo agregó 7 mil millones de personas en poco más de 200 años. Y mientras nosotros seguimos creciendo, la Tierra no. Entonces, ¿deberíamos alarmarnos de que tantas personas utilicen los recursos finitos del mundo, especialmente en medio del cambio climático? Tal vez no. 

No es necesario mirar lejos de casa para ver disminuciones en el crecimiento de la población. En Canadá, la tasa anual de crecimiento se redujo de aproximadamente el tres por ciento a fines de la década de 1950 a aproximadamente el 0,7 por ciento en 2020. En EE. UU., pasó de poco más del dos por ciento a fines de la década de 1950 a aproximadamente el 0,2 por ciento en 2020.

África, que ha tenido altas tasas de natalidad, también está experimentando un declive. Entre 1950 y 1980, el continente tuvo aproximadamente 6,5 nacidos vivos por mujer. Sin embargo, ahora son aproximadamente 4,4 nacidos vivos por mujer. Puede que no parezca una disminución pronunciada, pero eso se debe a que no todas las partes del continente están experimentando la misma tasa de disminución de nacimientos.

Sin embargo, dos de los mayores ejemplos se encuentran en dos de los países más poblados: China e India. China tiene una población de aproximadamente 1.400 millones de personas ; India, ligeramente inferior. Pero ambos países han visto tasas de fertilidad decrecientes. "El factor individual más importante para que la población se estabilice es la disminución de las tasas de fertilidad", dijo Bricker, quien coescribió Empty Planet: The Shock of Global Population Decline. "Si regresas a lugares como la India, su reproducción alcanzó su punto máximo alrededor de la década de 1970. Y ha estado disminuyendo desde entonces".

El informe de la ONU también encontró que en 2021, la tasa de fertilidad promedio a nivel mundial fue de 2,3 nacimientos por mujer, frente a los cinco nacimientos por mujer en 1950. Se prevé que esa tasa disminuya aún más a 2,1 para 2050. También señaló que la tasa de crecimiento global disminuyó por debajo del uno por ciento por primera vez desde 1950.

Al mismo tiempo, la esperanza de vida es cada vez más larga. En 2019, alcanzó los 72,8 años a nivel mundial, un aumento de casi nueve años desde 1990. La ONU espera que aumente a aproximadamente 77,2 años en 2050.

Bricker dijo que ambas cosas, una disminución en los nacimientos y el envejecimiento de la población, presentarán desafíos que aún no hemos visto, particularmente en lo económico.

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo