Encuentran un bosque completo fosilizado

Un grupo internacional de investigadores ha publicado un estudio acerca del hallazgo de un antiguo bosque, compuesto por una especie de árbol hoy extinta, que se ha conservado en el tiempo a causa de una fuerte inundación.

 

El equipo de investigadores ha descubierto un bosque fosilizado en posición vertical de una antigüedad estimada en 290 millones de años en el sur de Brasil, considerado una "ventana al pasado" para el estudio de la evolución de las plantas.

Pero ¿qué es un bosque fosilizado? Básicamente se trata de un yacimiento paleontológico que se ha formado con los fósiles de los árboles que lo poblaron en el pasado. Este tipo de yacimiento se origina cuando el material orgánico de la madera es reemplazado por minerales como el sílice, que contribuye a preservar en el tiempo algunos de los detalles más delicados de la madera.

El proceso de petrificación que se produce tiene lugar bajo tierra, cuando la madera de los árboles queda enterrada bajo los sedimentos y se conserva gracias a la ausencia total de oxígeno.

Estructuras tales como los anillos de crecimiento y los diversos tejidos pueden observarse con frecuencia. La madera petrificada tiene una dureza similar a la del cuarzo.

El hallazgo de este conjunto de 164 troncos de licofitas (sin frutos, flores ni semillas) de una variedad extinguida es "el más importante en el hemisferio sur", por cantidad y calidad de la preservación, explicó Thammy Mottin, geóloga y doctorada de la Universidad Federal de Paraná, quien lideró la investigación con colaboradores de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul y la Universidad de California.

"Con una edad estimada en 290 millones de años, estas plantas representan formas muy primitivas en la historia de la Tierra", destacó Mottin, que estudia el periodo postglaciar, en el cual el clima se volvió más cálido y propicio al surgimiento de bosques densos como este. "Los árboles se conservan dentro de la roca tal como vivían, es decir, aún conservan las características de ese ecosistema de hace unos 290 millones de años".

El descubrimiento en el municipio de Ortigueira, en el estado de Paraná, da acceso al modo cómo las primeras plantas colonizaban el ambiente, cómo se distribuían en el espacio (...) y la interacción con el entorno", entre otros puntos, ha evaluado.

“La naturaleza arraigada de la vegetación permite que plantas individuales o comunidades enteras sean enterradas en posición de vida bajo condiciones geológicas excepcionales, preservando así su ecología y distribución espacial en el registro estratigráfico” señala Mottin en el estudio.

Ha habido sólo otros dos hallazgos similares en el hemisferio sur, pero de menores dimensiones, en el estado brasileño de Rio Grande do Sul (sur) y en la Patagonia argentina.

El bosque de Paraná fue hallado a finales de 2018, cuando se abrió en la zona una ruta para dar acceso a una planta industrial. Los geólogos fueron allí para estudiar las rocas expuestas, pero, para su sorpresa, se toparon con un bosque fosilizado.

Entonces, comenzó una larga investigación, publicada en febrero en la revista científica "Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology", del grupo holandés Elsevier, y difundida recientemente por la prensa brasileña.

Los licofitos descubiertos en Ortigueira no se hallan comprimidos como en otros dos yacimientos, donde se han localizado este tipo de bosques, lo que permite una reconstrucción más fiel de la forma que tenían las antiguas plantas. Esto es muy importante porque significa que se ha podido recuperar información sobre la distribución de los árboles, su cantidad, cuál era la relación que tenían entre sí y su interacción con el medioambiente.

"El sistema radicular forma lóbulos que parten de la base de los tallos, cuya función sería la de anclar la planta en el sustrato". Así, según sigue explicando Mottin, la peculiar preservación de los árboles se debe a que los árboles "fueron soterrados rápidamente cuando estaban vivos, y fueron cubiertos progresivamente por sedimentos, hasta que murieron por asfixia, un evento que prácticamente congeló ese bosque de la forma que era.", explicó Mottin.

El evento que "prácticamente congeló ese bosque de la forma que era" fue una gran crecida de un río en cuyas márgenes se encontraban los árboles, determinaron los investigadores.

Gracias a las raíces, las plantas pueden conservarse verticalmente de modo individual, sin embargo, los bosques fosilizados completos preservados en esta posición son extremadamente raros. De hecho, hasta la fecha solo se han dado a conocer otros dos lugares con un tipo de plantas preservadas de esta manera: la Patagonia argentina y el estado de Río Grande del Sur, dos regiones donde el número de licofitos es mucho menor y los tallos se encuentran deformados.

Referencia:

Thammy E. Mottin. et al. A glimpse of a Gondwanan postglacial fossil forest. Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology. 2022. doi.org/10.1016/j.palaeo.2021.110814

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo