El ruido de los arrecifes podría salvarles de la extinción

Tendemos a asociar los arrecifes de coral saludables con su esplendor visual: la vibrante variedad de colores y formas que pueblan estos hermosos ecosistemas submarinos. Pero también pueden ser lugares bastante ruidosos. se puede decir que son como una gran ciudad; diversos, vibrantes, y bulliciosos.

 

Nosotros no percibimos el ruido que hacen todas las criaturas que habitan ahí abajo sin embargo, quienes han practicado esnórquel en un entorno de arrecife de coral, pueden haber notado los distintivos ruidos y particulares chasquidos que emiten las diversas criaturas marinas que habitan allí, como por ejemplo, los camarones que se rompen y los peces que se alimentan.

El zumbido de ruido de fondo, es casi como el silbido de la estática de la radio, es una característica tan única del paisaje sonoro de los arrecifes de coral que podría ayudar a monitorear la salud de estos hábitats marinos en peligro de extinción.

En un nuevo estudio, los científicos utilizaron la inteligencia artificial para entrenar un algoritmo y reconocer así las sutiles diferencias acústicas entre un arrecife saludable y vibrante y un sitio de coral degradado, un contraste acústico tan débil que puede ser casi imposible de discernir para las personas.

En comparación con otros procesos que requieren mucho trabajo y tiempo para monitorear la salud de los arrecifes como por ejemplo, hacer que los buzos visiten los arrecifes para evaluar visualmente la cobertura de coral o escuchar manualmente las grabaciones de los arrecifes, esta nueva herramienta podría ofrecer ventajas significativas, al menos así lo sugiere el equipo. Además, muchas criaturas de los arrecifes se ocultan o solo se ven de noche, lo que complica aún más cualquier inspección visual.

“El monitoreo ecológico de los hábitats marinos es clave para comprender estos ecosistemas y medir con éxito los resultados de los programas de conservación y restauración que se llevan a cabo en nuestros océanos” así lo expresa el biólogo marino Ben Williams de la Universidad de Exeter en el Reino Unido y autor principal del estudio.

“Nuestros hallazgos muestran que un ordenador puede detectar patrones que son indetectables para el oído humano”, dice Williams “Puede decirnos más rápido y con mayor precisión cómo está el arrecife”.

Para capturar la acústica de los corales, Williams y su equipo de investigadores realizaron grabaciones en siete sitios diferentes en el archipiélago de Spermonde, ubicado frente a la costa suroeste de Sulawesi en Indonesia, y sede del proyecto Mars Coral Reef Restoration.

Las grabaciones abarcan cuatro tipos distintos de hábitat de arrecife: saludable, degradado, maduro restaurado y recién restaurado. Cada uno de los cuales exhibió una cantidad diferente de cobertura de coral y posteriormente, generó un carácter diferente de ruido de las criaturas acuáticas que viven y se alimentan en el área.

Anteriormente confiábamos en la escucha manual y la anotación de estas grabaciones para hacer comparaciones confiables”. Williams explica en un hilo de Twitter.

“Sin embargo, este es un proceso muy lento y el tamaño de las bases de datos de paisajes sonoros marinos se está disparando debido a la llegada de las grabadoras de bajo costo”.

Para automatizar el proceso, el equipo entrenó un algoritmo de aprendizaje automático para discriminar entre los diferentes tipos de grabaciones de coral. Las pruebas posteriores mostraron que la herramienta de inteligencia artificial podía identificar la salud de los arrecifes a partir de grabaciones de audio con una precisión del 92 por ciento.

“Este es un desarrollo realmente emocionante”, dice el coautor y biólogo marino Timothy Lamont de la Universidad de Lancaster en el Reino Unido. “En muchos casos, es más fácil y económico desplegar un hidrófono submarino en un arrecife y dejarlo allí que tener buceadores expertos que visiten el arrecife repetidamente para inspeccionarlo, especialmente en lugares remotos”.

Según los investigadores, los resultados del algoritmo dependen de una combinación de factores del paisaje sonoro submarino, incluida la abundancia y diversidad de vocalizaciones de peces, sonidos de invertebrados e incluso posibles ruidos débiles que se cree que son producidos por algas, junto con contribuciones de fuentes abióticas, como diferencias sutiles del sonido de las olas y del viento en diferentes tipos de hábitat de coral.

Si bien es posible que el oído humano no pueda identificar fácilmente sonidos tan débiles y ocultos, las máquinas pueden detectar las diferencias de manera confiable, aunque los investigadores reconocen que el método aún puede refinarse más y se espera que proporcione un mayor muestreo de sonido en el futuro. Se espera poder dar un enfoque más matizado para clasificar ecostate.

Lamentablemente, el tiempo es un bien que a los corales del mundo se les está acabando rápidamente, el siguiente paso, es tomar acciones para salvarlos.

Referencias:

BenWilliams. et al. Enhancing automated analysis of marine soundscapes using ecoacoustic indices and machine learning. Elsevier. 2022. doi.org/10.1016/j.ecolind.2022.108986.

 

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo