El Miura 1 cada vez más cerca de su primer lanzamiento

El cohete español Miura 1 ha sido cargado por primera vez con propelentes.

El Miura 1 es un cohete suborbital recuperable diseñado para alcanzar una altitud máxima de 150 kilómetros con una carga útil de hasta 100 kg. Es el primer lanzador de propulsión líquida desarrollado por una empresa privada de Europa. Tal como va avanzando el proyecto, lo más seguro es que en las próximas semanas veremos una carga de propelentes ya a presión de vuelo con el ensayo de liberación de umbilicales. Y posterior a eso, ensayos estáticos en fases: primero hasta T0 y abortar; luego encendido de su motor TEPREL–1 hasta T0 + 20 segundos y, finalmente, a T0 + 122 segundos, lo que es la duración prevista del encendido en un lanzamiento real. Tras su lanzamiento esta nave alcanzará una altura de 150 kilómetros para aterrizar con un paracaídas en el Atlántico, a unos 70 kilómetros del punto de su lanzamiento, desde donde será recogido en barco.

En las instalaciones de PLD Space en Teruel, se ha producido un hecho que quedará registrado en la historia espacial española; la unidad de pruebas de cualificación de su cohete Miura 1 ha sido cargado por primera vez con propelentes.

Se puede decir que ha respirado por primera vez. Aunque ha sido una carga parcial es parte del camino a seguir dentro del programa de pruebas.

El Miura 1 es un cohete suborbital recuperable diseñado para alcanzar una altitud máxima de 150 kilómetros con una carga útil de hasta 100 kg. Es el primer lanzador de propulsión líquida desarrollado por una empresa privada de Europa. Se lanza desde tierra y se recupera en el mar. La idea es que pueda hacer hasta cuatro lanzamientos al año. Pero además de eso, es una plataforma de desarrollo para el Miura 5, un cohete ya con capacidad de lanzamientos orbitales. El Miura 1, mide  alrededor de 12 metros de altura y tiene una masa de 2.550 kilos

Con estos dos proyectos, El Miura 1 y el Miura 5, España entrará en el reducido grupo de países en condiciones de enviar al espacio satélites de pequeño tamaño, fundamentales para sectores clave como las telecomunicaciones, la defensa y la investigación científica.

Este cohete es la culminación de un sueño que comenzó hace 10 años. “PLD Space se fundó gracias a la pasión de dos jóvenes de Elche que tenían la ilusión de poder llegar al espacio e identificaron la visión de una nueva industria”, ha recordado Ezequiel Sánchez, presidente ejecutivo de la compañía. Aunque no ha sido un camino sencillo, la firma se ha convertido en un actor de referencia en el sector espacial, a través de sus cohetes reutilizables para el lanzamiento de satélites en órbita.

Según las previsiones, tras su lanzamiento esta nave alcanzará una altura de 150 kilómetros para aterrizar con un paracaídas en el Atlántico, a unos 70 kilómetros del punto de su lanzamiento, desde donde será recogido en barco.

Con respecto al acrónimo de la empresa, más allá del significado de las siglas en inglés, el ingeniero ha explicado que la “P” está por pasión, la “L” por liderazgo —tanto dentro del equipo como con las instituciones con las que colaboran— y la “D” por determinación.

Tal como va avanzando el proyecto, lo más seguro es que  en las próximas semanas veremos una carga de propelentes ya a presión de vuelo con el ensayo de liberación de umbilicales. Y posterior a eso, ensayos estáticos en fases: primero hasta T0 y abortar; luego encendido de su motor TEPREL–1 hasta T0 + 20 segundos y, finalmente, a T0 + 122 segundos, lo que es la duración prevista del encendido en un lanzamiento real.

Después de una primer intento en el que el motor reventó, PDL Space, tras rediseñarlo, ha conseguido al fin hacer un encendido completo del motor Teprel-B que propulsará su cohete Miura 1. 120 segundos, dos minutos, es lo que necesitan para que el cohete alcance el impulso necesario para llegar a la altitud prevista.

Para hacer realidad este proyecto pionero en la carrera espacial europea, la sociedad ha contado con más de 36 millones de euros de inversión. Entre los inversores públicos, que representan un 20% de las subvenciones, están el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), la Agencia Espacial Europea y la Comisión Europea. Entre los privados destacan empresas de la industria aeroespacial como GMV o Aciturri, fondos familiares y varios business angels.

Aunque Miura 1 está completamente financiado, la compañía ya trabaja en una nueva ronda de inversiones para Miura 5, que será alrededor de los 100 millones de euros y para la que solicitará una vez más la ayuda de las instituciones. Este cohete, que contará con el 70% de la tecnología implementada en Miura 1, previsiblemente abordará las operaciones comerciales en 2024.

Los socios fundadores han hecho también hincapié en que las puertas del sector aeroespacial siempre están abiertas para captar nuevos talentos. “Hacen falta muchos ingenieros con vocación y ganas de bajar al barro, pero también jóvenes de formación profesional. En la realización de un cohete, los técnicos pueden tener hasta un 40% de participación”, concluye Torres, tras recordar que el próximo año la compañía tiene previsto incorporar más de 100 nuevos profesionales, duplicando su plantilla actual.

Su ansiado primer lanzamiento está previsto para el tercer trimestre de 2022, pero eso está aún por confirmar.

 

Fuente: https://www.microsiervos.com/archivo/espacio/miura-1-primera-carga-propelentes.html

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo