El hijo del Concorde supera las pruebas en el túnel de viento

Gracias a la NASA y una empresa privada, podrían reaparecer las naves supersónicas sobrevolando los cielos del mundo.

En días pasados, un equipo de ingenieros del Centro de Investigación Glenn de la NASA completó las pruebas en el túnel de viento de 2,5 metros por 2 metros, en un modelo reducido de su jet supersónico ‘silencioso’, antes de las pruebas de tamaño completo programadas para finales de este año. El avión supersónico X-59 QueSST a gran escala, apodado el ‘hijo de Concorde’, todavía está siendo construido por la NASA y la compañía aeroespacial Lockheed Martin en la división Skunk Works de esta última en Palmdale, California. Una vez completado, viajará por el aire a velocidades supersónicas, más rápidas que la velocidad del sonido, al igual que lo hacia el Concorde. El proyecto X-59 tiene como objetivo eliminar los ruidosos estampidos sónicos.

No todos tuvimos la fortuna de experimentar los 110 decibelios del motor de un avión supersónico, ya que desde el año 2003 dejaron de volar. Sin embargo, gracias a la NASA y una empresa privada, este tipo de naves podrían reaparecer.

En días pasados, un equipo de ingenieros del Centro de Investigación Glenn dela NASA completó las pruebas en el túnel de viento de 2,5 metros por 2 metros. en un modelo reducido de su jet supersónico ‘silencioso’, antes de las pruebas de tamaño completo programadas para finales de este año.

El avión supersónico X-59 QueSST a gran escala, apodado el ‘hijo de Concorde’, todavía está siendo construido por la NASA y la compañía aeroespacial Lockheed Martin en la división Skunk Works de esta última en Palmdale, California. Una vez completado, viajará por el aire a velocidades supersónicas, más rápidas que la velocidad del sonido, al igual que lo hacia el Concorde

En el caso de autorizar esta nave para viajes comerciales, el X-59 QueSST podría volar de Londres a Nueva York en solo tres horas sin emitir un fuerte estampido sónico como lo hizo su antecesor el Concorde. El motor del X-59 está diseñado a propósito para sentarse en la sección superior de la nave y, en cambio, producir un «golpe» más silencioso cuando navega a Mach 1.4. Su nariz de algo mas de 9 metros de largo también está diseñada específicamente para minimizar las ondas de choque provocadas por el movimiento de las partículas de aire cuando un avión viaja más rápido que la velocidad del sonido.

El X-59, anunciado por primera vez en 2018, se fabrica en colaboración con Lockheed Martin. Los socios tienen como objetivo acercar los «viajes comerciales supersónicos por tierra un paso más a la realidad».

La NASA publicó una actualización en línea sobre las pruebas recientes de la imitación reducida de la versión final, que medirá 29 metros de largo con una envergadura de 9 metros cuando esté completamente construida. «Esta es la oportunidad del equipo para obtener datos sobre los bajos niveles de sonido producidos en el túnel», dijo Clayton Meyers, subdirector del proyecto de Tecnología Supersónica Comercial (CST) de la NASA. “Todo se reduce a nuestra capacidad para medir el golpe” concluyó Meyers

El modelo fue sometido a semanas de pruebas en el túnel, produciendo ondas de choque que fueron captadas por cámaras especiales ‘schlieren’. La fotografía de Schlieren se utiliza para capturar el flujo de fluidos de densidad variable. Las imágenes de las cámaras brindan a los ingenieros una visualización de las ondas de choque y sus posiciones a medida que el aire pasa alrededor del modelo.

El proyecto X-59 tiene como objetivo eliminar los ruidosos estampidos sónicos. Un estampido sónico ocurre cuando las ondas de choque de un objeto que viaja por el aire más rápido que la velocidad del sonido se fusionan antes de llegar al suelo.

Este avión capaz de reducir el sonido del estampido sónico fue desarrollado por Lockheed’s Skunk Works durante 20 años. «Con el X-59, queremos demostrar que podemos reducir los molestos estampidos sónicos a algo mucho más silencioso, conocido como golpes sónicos», dijo John Wolter, investigador principal de la prueba del túnel de viento del estampido sónico del X-59. «El objetivo es proporcionar datos sobre el ruido y la respuesta de la comunidad a los reguladores, lo que podría dar lugar a nuevas normas para los vuelos supersónicos terrestres. La prueba demostró que no solo tenemos un diseño de avión más silencioso, sino que también tenemos las herramientas precisas necesarias para predecir el ruido de los futuros aviones», explicó en un comunicado Wolter.

Este marzo, el modelo reducido viajará a Tokio para realizar pruebas adicionales de verificación en el túnel de viento con la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón y Boeing.

La NASA y Lockheed Martin están finalizando actualmente la construcción del X-59 en las instalaciones de Skunk Works en California y, a finales de este año, los dos socios comenzarán las pruebas de vuelo iniciales para demostrar la «aeronavegabilidad».

Después de las pruebas de vuelo, la NASA verificará que la tecnología supersónica silenciosa de la aeronave funcione en vuelo según lo diseñado antes de pasar a la «fase de sobrevuelo comunitario».

Esta fase implica que el avión X-59 sobrevuela las comunidades (aún por seleccionar) y pide a los residentes que compartan su respuesta al sonido que genera el avión durante el vuelo supersónico.

Esta empresa asegura que liderará el regreso de los vuelos comerciales supersónicos. La aeronave podrá llevar hasta 55 pasajeros.

 

Fuente: https://www.europapress.es/ciencia/laboratorio/noticia-avion-reaccion-silencioso-nasa-supera-tunel-viento-20220127114819.html

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo