El agua se está calentando en la Antártida

El último bastión se está derritiendo: anteriormente se pensaba que el hielo de la Antártida Oriental era relativamente estable, pero esto está cambiando rápidamente.

 

Porque el cambio climático está moviendo la corriente del anillo antártico hacia el sur, transportando agua cálida fuera de la plataforma antártica oriental. Como resultado, el mar allí ya se ha calentado hasta dos grados y está promoviendo el derretimiento de los glaciares.

Una nueva investigación de CSIRO, la agencia científica nacional de Australia, en asociación con la Universidad de Southampton en el Reino Unido, ha revelado por primera vez cómo los cambios en la circulación del Océano Austral están afectando la capa de hielo de la Antártida Oriental.

La investigación, publicada en Nature Climate Change, muestra cómo el calentamiento de las aguas en la plataforma de la Antártida Oriental está relacionado con una reorganización de las masas de agua que podría comprometer la estabilidad de la capa de hielo de la Antártida Oriental.

Si bien los científicos tienen una buena comprensión de cómo la capa de hielo de la Antártida occidental se está derritiendo y contribuyendo al aumento del nivel del mar, hasta ahora se sabía mucho menos sobre el este.

La Dra. Laura Herraiz-Borreguero, científica de CSIRO y autora principal del estudio, dijo que la investigación llena un vacío de conocimiento crítico sobre los mecanismos físicos que pueden conducir al derretimiento de la capa de hielo de la Antártida Oriental, lo que podría convertirse en un importante contribuyente al aumento del nivel del mar global en el futuro.

“Las capas de hielo de la Tierra, que se forman a partir de la acumulación de nieve sobre la tierra y el tiempo, juegan un papel crucial en nuestro sistema climático global”, dijo la Dra. Herraiz-Borreguero. “En este estudio investigamos los cambios en el océano que interactúa con la Cuenca Subglacial Aurora en el sector del Océano Índico de la Antártida Oriental” Continúa explicando la científica.

“Esta cuenca tiene un potencial de aumento del nivel del mar de 5,1 metros y la pérdida de masa de hielo aquí está impulsando la mayor parte de la contribución de la Antártida Oriental al aumento del nivel del mar. Cuándo y qué tan rápido ocurre esta pérdida de masa de hielo es una de las mayores incertidumbres en los modelos climáticos y las proyecciones del futuro aumento del nivel del mar hasta el año 2100, y nuestro resultado muestra que esta cuenca es más susceptible al derretimiento de lo que se pensaba anteriormente", dijo Herraiz-Borreguero.

El profesor de la Universidad de Southampton, Alberto Naveira-Garabato, coautor del estudio, dijo que para cerrar la brecha de conocimiento de la Antártida Oriental, el equipo de investigación analizó un registro completo de nueve décadas de observaciones oceanográficas en la cuenca subglacial Aurora.

“Descubrimos que ha habido un calentamiento inequívoco del océano sobre el talud continental de hasta 2 a 3ºC desde la primera mitad del siglo XX. Está ocurriendo cerca de la costa de los glaciares con el retroceso más rápido de la línea de tierra [el punto donde los glaciares comienzan a flotar], por ejemplo, los glaciares Denman (~100ºE), Vanderford (110ºE) y Totten (~118ºE)”, dijo el profesor Naveira-Garabato.

"Como se predice que este cambio persistirá en el siglo XXI, el movimiento de aguas cálidas hacia el este de la Antártida puede continuar intensificando, amenazando la futura estabilidad de la capa de hielo", dijo Naveira-Garabato.

Los resultados indican que el calentamiento de la plataforma continental está asociado con un desplazamiento de los vientos del oeste sobre el Océano Antártico hacia los polos durante varias décadas y centrado en el verano.

Este cambio en la latitud del viento impulsa un desplazamiento hacia el polo de la parte sur de la Corriente Circumpolar Antártica, lo que significa que más agua cálida se acerca a la Antártida.

“Nuestras observaciones frente al glaciar Vanderford sugieren que esta agua cálida, también conocida como agua profunda circumpolar, está reemplazando al agua más fría de la plataforma densa”, dijo la Dra. Herraiz-Borreguero.

No sabemos exactamente cómo ocurre este intercambio de masa de agua, sin embargo, es probable que la reducción de la salinidad a medida que el agua se derrite juegue un papel importante. Limitar el calentamiento por debajo de 1,5 ºC es la mejor manera de mantener estable la capa de hielo de la Antártida, limitar el aumento medio global del nivel del mar a alrededor de 0,5 m para 2100 y reducir el ritmo al que aumentará el nivel del mar. “Esto permite mayores oportunidades de adaptación en los sistemas humanos y ecológicos de las islas pequeñas, las áreas costeras bajas y los deltas”, concluye Herraiz-Borreguero.

Referencia:

Laura Herraiz-Borreguero. et al. Poleward shift of Circumpolar Deep Water threatens the East Antarctic Ice Sheet. Agu. 2022. https://doi.org/10.1038/s41558-022-01424-3

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo