Eclipse solar desde una nave espacial

Estamos acostumbrados a los eclipses solares como espectáculos que desde una zona de la Tierra nos permiten ver a la Luna interponiéndose entre el Sol y nosotros. Pero también puede suceder que la Luna se interponga entre el Sol y una nave espacial.

 

Un fenómeno de este último tipo resulta sin duda extremadamente llamativo, una fotografía tomada recientemente por la nave SDO (Solar Dynamics Observatory) de la NASA así lo demuestra.

Este observatorio espacial tiene la misión de vigilar y estudiar el Sol. Durante cerca de una hora de un día de hace seis años, la Luna se interpuso entre el Sol y la SDO. Al fotografiar al Sol, la nave obtuvo una imagen, con el disco lunar a contraluz tapando a nuestra estrella.

La misión de la NASA, Solar Dynamics Observatory (SDO) consta de una nave espacial observando el Sol con tres instrumentos y se encuentra en una órbita geoestacionaria alrededor de la Tierra. Los instrumentos AIA y HMI nos proporcionan imágenes solares con detalles sin precedentes.

Recordemos que la palabra  eclipse significa abandono. Un eclipse es justamente la desaparición transitoria total o parcial de un astro por interposición de otro cuerpo celeste ante los ojos de un observador. Un eclipse solar, que ocurre durante la Luna Nueva, literalmente transforma el día en noche. Un eclipse lunar, que ocurre en Luna Llena, parece borrar a la Luna del cielo.

Para este año, solo quedan dos eclipses, el próximo lo podremos apreciar el día 25 de octubre y será un eclipse parcial de Sol. Se podrá ver sólo desde el noreste de la península e Islas Baleares, también será visible en el noreste de África y oeste de Asia.

El día 8 de noviembre tendremos la oportunidad de ver el último eclipse del año y en este caso estamos hablando de un eclipse de luna total. Será visible en Asia, Australia, Pacífico y América.

La Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) publicó en su website las fechas de todos los eclipses solares desde 2023 y hasta 2030. Si bien algunos serán anulares y otros parciales, los más llamativos siempre son los totales.

Durante ese período, el primer eclipse solar total tendrá lugar el 8 de abril de 2024, será principalmente visto en México, Estados Unidos y Canadá. El próximo eclipse total de Sol será el 12 de agosto de 2026, será visible en América del Norte, África y Europa.

Luego ya tendremos que esperar hasta el 2027, para que quienes viven en en África, Europa, Medio Oriente y el oeste y sur de Asia, puedan apreciar otro eclipse total. El del 22 de julio de 2028, habrá otro que podrá verse principalmente en Australia y Nueva Zelanda. Y para cerrar esta lista, el del 25 de noviembre de 2030, se lo verá en Botswana, Sudáfrica y Australia.

Volviendo al espacio, el pasado mes de mayo, gracias a una de las astronautas de la estación espacial internacional, Samantha Cristoforetti, fueron publicadas unas fotografías donde se puede apreciar el eclipse lunar desde el espacio.

En una de sus secuencias de imágenes, se muestra como la misma luna parece jugar un poco a un escondite con la estación espacial internacional, mostrando fotografías interesantes y bonitas. Y es que debido al diseño de la propia estación internacional, la Luna se "esconde" entre las partes del mismo, generando unas imágenes que la propia astronauta en su momento, ha podido captar y compartir.

La NASA, también dio a conocer una filmación realizada por la sonda Lucy desde órbita con la cámara pancromática de alta resolución, que muestra todo el proceso de penumbra y umbra del eclipse lunar del pasado mes de mayo. Este acto permite que la Luna desaparezca de la vista cuando pasa a la sombra del planeta.

Dicho instrumento está preparado para funcionar preferentemente con temperaturas bajas, ya que su área principal de trabajo será en las inmediaciones de Júpiter, muy lejos del Sol. Y relacionado con esto surge una duda: ¿Por qué los científicos tomaron imágenes solamente de la primera mitad del eclipse?

Esto se debe a que el acercamiento al eclipse de Luna significó un aumento de temperatura que podría ser soportado por el carburo de silicio, pero no durante demasiado tiempo. En ese momento la sonda estaba ubicada a 100 millones de kilómetros del planeta tierra, posición que resultó perfecta para poder captar el fenómeno.

Un eclipse es un fenómeno que nunca nos dejará de sorprender, y que es capaz de poner al mundo en vilo cada vez que sucede, por desgracia, debido a la forma redonda de nuestro planeta y de su movimiento de translación, no se puede disfrutar en la totalidad del planeta.

Elaboración Propia

 

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo