China ha creado el mayor bosque artificial del mundo en un desierto

China ha implementado, desde el año 2012, un programa de desarrollo de la civilización ecológica, apostando por la cobertura vegetal de áreas afectadas por la contaminación ambiental. En este sentido, el bosque artificial de Saihanba es una de sus obras insignia, si bien su construcción comenzó hace ya varias décadas.

 

El Parque Nacional Forestal de Saihanba de Chengde es un famoso coto de caza para las antiguas familias reales, y es una parte del paddock de Mulan. Saihanba es una palabra mixta de Mongolia y China, lo que significa una "montaña hermosa y alta".

Con una superficie de 9 333 kilómetros cuadrados, Saihanba es el bosque artificial más grande del mundo, situado en el norte de la ciudad de Chengde, provincia de Hebei, en el norte de China.

Saihanba se considera un milagro por su gran transformación de tierra estéril a bosque exuberante, y esto se debe a los extraordinarios esfuerzos de tres generaciones de chinos que han trabajado allí.

Hace 400 años, Saihanba albergaba abundantes recursos forestales y una gran biodiversidad. Sin embargo, la deforestación y las constantes guerras convirtieron la zona en un desierto a finales de la dinastía Qing (1644-1911).

Al desaparecer la barrera forestal, las tormentas de arena se sucedieron con más frecuencia. Para detener las tormentas de arena que amenazaban a Beijing, capital de China, Tianjin y otras ciudades del norte de China, la Administración Forestal decidió en 1962 crear la Granja Forestal Mecánica de Saihanba, y envió a 369 silvicultores a la zona para plantar árboles.

La primera generación de silvicultores de Saihanba se enfrentó a muchos retos, equipados sólo con las herramientas más sencillas en medio del frío extremo y la sequía. Como resultado, no pudieron asegurar la supervivencia de los árboles plantados. Sin embargo, tras los esfuerzos conjuntos de tres generaciones durante décadas, Saihanba fue restaurada y convertida de nuevo en un paraíso verde con una cobertura forestal que pasó del 11,4% al 82%, que tiene la capacidad de conservar y purificar 137 millones de metros cúbicos de agua cada año, fijar 747 000 toneladas de dióxido de carbono y liberar 545 000 toneladas de oxígeno.

El buen entorno ecológico también hace de Saihanba una preciosa reserva genética de especies vegetales y animales. Allí se encuentran 261 especies de vertebrados terrestres salvajes, 32 especies de peces, 660 especies de insectos, 179 especies de macrohongos y 625 especies de plantas. Entre ellas, hay 47 especies de animales protegidos de importancia nacional y 9 especies de plantas protegidas.

El alerce, la picea, el pino y el abedul forman parte de la vegetación típica que crece. Así la flora del parque cubre el 80% del área y logra acumular más de 10 millones de metros cúbicos de madera.

La milagrosa historia de plantación de los silvicultores de Saihanba ha dado lugar al concepto del Espíritu Saihanba, definido como trabajar duro, avanzar contra las dificultades, forjar el futuro e innovar con audacia. Como una de las mayores plantaciones hechas por el hombre en el mundo, la Comunidad de Forestación de Saihanba ganó el honor de Campeones de la Tierra en 2017 debido a los esfuerzos para transformar la tierra desértica en un paraíso verde.

El país se encuentra comprometido con la tarea y proyecta varios bosques similares que además contribuyen a sus actividades económicas “verdes”. China quiere posicionarse como una civilización ecológica que protege y mejora el medioambiente. China es el primer emisor de CO2 del mundo y ha sido intimado a nivel internacional para que de aquí a 2060, su emisión sea cero para poder hacer frente al cambio climático.

Saihanba actualmente además de poseer una exuberante biodiversidad, cuenta la visita de numerosos turistas que se acercan para admirar su belleza.

Cuidar este bosque lleva mucho trabajo. Diariamente sus cuidadores se enfrentan a enormes peligros. Evitar los incendios forestales es la principal tarea que llevan delante de forma permanente. Una tormenta o la mano del hombre pueden llevar a la destrucción total de este espacio que tanto costó construir. Tan detallistas son en la materia que hace algunos años recibieron un premio nacional que los llevó a obtener la certificación de “Empresa avanzada para la prevención de incendios forestales”.

Sin esta esta masa verde la situación de la zona en materia económica sería totalmente diferente. Se estima que el valor de estos activos supera los 4.2 mil millones de yuan.

Saihanba cuenta con una cobertura forestal del 80%, la cual puede conservar y purificar 137 millones de metros cúbicos de agua cada año, un logro catalogado como "genial" por el presidente chino Xi Jinping. "Es un modelo en la historia de la civilización ecológica del mundo", afirmó Xi Jinping.

Elaboración propia

 

 

Doctor Fisión

Doctor Fision

Divulgador científico especialista en física y astrofísica, y apasionado de la ciencia en general. Autor del bestseller "El Universo Explicado" y de "La Nueva Carrera Espacial". Tiene más de 3 millones de seguidores en redes sociales.

Continúa leyendo