¿Cómo orinan los astronautas?

Cuando tienes que ir, tienes que ir; y a veces, lo haces en el completo vacío.

 

Los astronautas orian y defecan a través de unos sofisticados sistemas incorporados en sus propios trajes. Pero depende de si se trata de un viaje largo o corto.

Posiblemente esta sea una de las preguntas más formuladas a las personas que pasan largas estancias en el espacio. Los astronautas, como es lógico, también cuidan de su higiene corporal, y la del entorno en el que trabajan.

En cuanto a la cuestión de las necesidades básicas en el espacio, los astronautas usan el método más básico que te puedas imaginar: una especie de pañal insertado en los trajes llamado MAG (Maximum Absorbency Garments).

En estancias más largas, como en el caso de los astronautas que viven en la Estación Espacial Internacional (ISS), las naves cuentan con baños especiales que no funcionan a gravedad cero y no utilizan agua, sino que son como aspiradoras muy potentes que arrastran al exterior todo lo que está flotando en la nave.

Además, en el espacio, los astronautas limpian las paredes, suelos y ventanas para mantenerlos limpios. Usan un jabón que mata los gérmenes y toallitas húmedas para lavar cosas, por ejemplo, sus tenedores, cucharas y bandejas para comer.

Hay cuatro contenedores de basura en el transbordador espacial. Tres son para basura seca y una para basura húmeda. La basura húmeda es cualquier cosa que pueda oler mal, que se cierra herméticamente. Luego se conecta a una manguera, que ayuda a alejar los malos olores de los astronautas.

Los astronautas también utilizan aspiradoras, con las que limpian áreas que pueden ser difíciles de alcanzar. También lo usan para mantener el polvo fuera de los filtros de aire.

Como curiosidad: la NASA lanzó en 2016 una propuesta de recaudación de soluciones para los sistemas de manejo fecal, urinario y menstrual que se utilizarán en las demandas de lanzamiento y entrada de la tripulación durante un período continuo de hasta 144 horas. Un sistema de gestión de residuos en traje sería beneficioso para escenarios de contingencia o para cualquier tarea de larga duración. El proyecto se llamó Space Poop Challenge (El proyecto de la caca espacial) y ofrecía un premio de 30.000 dólares a la idea más innovadora.

El ganador fue el Dr. Thatcher Cardon (Cirujano de vuelo en USAF) por sus conceptos innovadores basados en cirugía laparoscópica actual, un sistema denominado "MACES Perineal Access & Toileting System (M-PATS)."

Sobre su  maqueta, Cardon dijo: "Estaba realmente interesado en el problema, y pasé un tiempo acostado, con los ojos cerrados, solo visualizando diferentes soluciones y modelándolas mentalmente".

Definitivamente, cuando tienes que ir, tienes que ir; y a veces, lo haces en el completo vacío.

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo