¿Son sordas las mantis religiosas?

Durante mucho tiempo, los zoólogos creyeron que estos animales no oían en absoluto, pero perciben frecuencias sonoras inaudibles para los humanos.

Mantis religiosa

Las mantis religiosas no son sordas, pero son los únicos animales conocidos que oyen a través de un único canal. Esto es, podría decirse que, en esencia, solo tienen un oído. Los responsables del descubrimiento fueron los neurólogos estadounidenses David Yager y Ronald Hoy, de las universidades de Maryland y Cornell, respectivamente, que describieron sus hallazgos en la revista Science en la década de los 80. En su artículo apuntaban que la sensibilidad máxima de su sistema auditivo se produce a frecuencias de entre 25 y 45 kilohercios. Su límite se hallaría entre los 55 y 60 decibelios, una capacidad similar a la que presentan las polillas y los grillos.

Además, su oído no se localiza en la cabeza, sino en el tórax. Está compuesto por una cavidad auditiva con paredes complejas que contienen los órganos timpánicos; la membrana que constituye el tímpano recubre varios sacos aéreos cerrados formando una especie de tambores. Cuando las vibraciones golpean la superficie de estas bolsas, las células sensoriales dispuestas a su alrededor captan los estímulos y los transmiten al sistema nervioso.

Yager y Hoy también comprobaron que las mantis reaccionan rápidamente a los pulsos de ultrasonidos e incluso cambian su trayectoria de vuelo por su causa. Esta habilidad les permite escapar de los murciélagos insectívoros.

Imagen: Shiva shankar vía Wikimedia / CC

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO