¿Qué es la tricomoniasis?

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) provocada por un parásito, un protozoo de la especie Trichomonas vaginalis que afecta por igual a hombres y mujeres.

La tricomoniasis es una de las enfermedades -curables- de transmisión sexual más frecuentes en todo el mundo. A pesar de ser tan común, solo alrededor del 30% desarrolla algún síntoma de tricomoniasis. 

 

La mayoría de las personas que se contagian de tricomoniasis no tiene ningún tipo de síntoma pero para los que lo sufren son los siguiente: para los hombres, picazón o irritación dentro del pene, ardor después de orinar o eyacular, o incluso tener alguna secreción del pene; para las mujeres, los síntomas pasan por picazón, ardor, enrojecimiento o dolor en los genitales, molestias al orinar, o flujo vaginal más abundante de lo normal e incluso de color verde claro, amarillento o gris y con un olor un poco repulsivo.

 

Causas de la tricomoniasis

La tricomoniasis se transmite durante las relaciones sexuales a través del pene a la vagina, de la vagina al pene o de la vagina a otra vagina y puede provocar molestias al tener relaciones. Las mujeres que tienen relaciones sexuales con mujeres también pueden contraer tricomoniasis a través del contacto vaginal. También pueden contraerlo en la próstata, la glándula entre la vejiga y el pene. Es raro tener tricomoniasis en otras partes del cuerpo, como las manos, la boca o el ano. Además, estar infectado aumenta el riesgo de contraer o propagar otras infecciones de transmisión sexual como el VIH. La infección es más común en mujeres que en hombres. Las mujeres mayores tienen más probabilidades que las mujeres jóvenes de contraer tricomoniasis. Para evitarlo, se recomienda emplear preservativos para reducir el riesgo de contagio; sin embargo, también es posible contraer o transmitir la infección utilizándolos puesto que no cubren por completo toda la zona.

Cualquiera que tenga tricomoniasis puede contagiarla, incluso si no presenta síntomas.

No está claro por qué algunas personas con la infección presentan síntomas y otras no, pero probablemente depende de factores como la edad y la salud general del individuo. 

¿Cómo afecta a las embarazadas?

Las mujeres embarazadas con tricomoniasis tienen más probabilidades de tener a sus bebés demasiado pronto (parto prematuro). Además, los bebés que nacen de madres infectadas tienen más probabilidades de tener un peso bajo al nacer (menos de 2,4 kgs).

 

Cómo prevenir

Lo hemos dicho inicialmente. La mejor manera de prevenir la tricomoniasis o cualquier ETS es no tener relaciones sexuales vaginales, orales o anales. Si las tienes, es recomendable seguir estas indicaciones

  • Usar preservativos. Los condones son la mejor manera de prevenir las ETS cuando tiene relaciones sexuales. Otros métodos anticonceptivos, como píldoras anticonceptivas, inyecciones, implantes o diafragmas, no la protegerán de las ETS.
  • Hacerse la prueba de detección de ETS. Hablar con la pareja sobre los resultados de la prueba antes de tener relaciones sexuales sería lo más adecuado. 
  • Ser monógamo. Tener relaciones sexuales con una sola pareja puede reducir el riesgo de contraer ETS. 
  • Limitar el número de parejas sexuales. El riesgo de contraer ETS aumenta con la cantidad de parejas que tenga.
  • No realizar duchas vaginales. Las duchas vaginales eliminan algunas de las bacterias normales de la vagina que la protegen de las infecciones, lo que puede aumentar el riesgo de contraer ETS.
  • No abusar del alcohol o las drogas. Beber demasiado alcohol o usar drogas aumenta el comportamiento de riesgo y por ello exponernos más a una enfermedad de transmisión sexual.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

También te puede interesar:

Continúa leyendo