¿Qué es la neurona Jennifer Aniston?

Así se llama a un tipo de célula nerviosa superespecializada, que almacena en nuestro cerebro el recuerdo de una sola persona.

Descubierta en 2005 por el neurocientífico argentino Rodrigo Quian Quiroga, de la Universidad de Leicester (Reino Unido), la neurona Jennifer Aniston es una célula nerviosa situada en el hipocampo, el área cerebral encargada de la memoria y la formación de recuerdos. El investigador la encontró mientras estudiaba la reacción de pacientes epilépticos al contemplar fotografías de gente y lugares conocidos. Concretamente, en el estudio participaron 14 personas con epilepsia severa. Tenían electrodos implantados para identificar la ubicación del cerebro donde surgieron sus ataques. Los dispositivos también permitieron a los investigadores identificar neuronas individuales que codificaban recuerdos.

A los sujetos se les mostraron alrededor de 100 imágenes de celebridades, incluidas Jennifer Aniston, James Brolin, Clint Eastwood, Halle Berry, Julia Roberts, Tiger Woods y lugares famosos como la Torre Eiffel, la Torre Inclinada de Pisa y la Casa Blanca.

Para su sorpresa, comprobó que una neurona se activaba intensamente (con entre 20 y 30 "disparos" o impulsos por segundo) cuando mostraba a los voluntarios el retrato de la actriz norteamericana Jennifer Aniston, pero no respondía a ningún otro estímulo.

También te puede interesar:

Esto implicaba que las células del cerebro pueden vincularse a un concepto específico y que, posiblemente, cada persona que vemos regularmente –nuestra pareja, amigos, parientes, famosos...– tiene su correspondiente neurona superespecializada. En otras palabras, probablemente también contamos con una para la abuela, otra para Luke Skywalker y otra que solo responde ante el tenista Rafael Nadal, por ejemplo. El experimento también funcionaba con lugares, como la torre de Pisa o la torre Eiffel.

Este hallazgo sugiere que la masa gris no solo almacena nuestros recuerdos en red, sino que algunas de sus células individuales se asocian directamente con uno o, a lo sumo, dos ítems. Observando su comportamiento se podría incluso adivinar lo que alguien está pensando, e incluso protectarlo en una pantalla, como ha propuesto el propio Quian Quiroga.

 

 

"Este estudio entra en el corazón del código neural que subyace a uno de los aspectos más fundamentales de la cognición y la memoria humanas, a saber, la formación de asociaciones", dice el neurocirujano Dr. Itzhak Fried del Centro Médico Ronald Reagan UCLA y la Facultad de Medicina Geffen en Universidad de California, Los Ángeles.

"El sorprendente hallazgo fue que este código básico es tan explícito a nivel de neuronas individuales en el cerebro humano", agrega Fried, y señala que los investigadores pudieron registrar la actividad de "una célula solitaria en una multitud de miles de millones de neuronas en el cerebro."

El neurocientífico Rodrigo Quian Quiroga, del Centro de Neurociencia de Sistemas de la Universidad Británica de Leicester, dice que los hallazgos podrían ser importantes para ayudar a las personas con enfermedades neurológicas como el alzhéimer.

"Para comprender y tratar tales patologías, siempre es bueno entender cómo funciona el proceso normal del cerebro de formar y codificar nuevos recuerdos para luego tratar de comprender qué puede salir mal en la patología y cómo tratarla potencialmente", comentó Quiroga. 

No todos tenemos neuronas de Jennifer Aniston, ni hay una neurona cuyo único trabajo sea reconocer a Jennifer Aniston. (Quiroga dice que probablemente hay muchas neuronas que se activan en respuesta a la actriz, y que esta neurona probablemente también respondió a otros conceptos que no probó). Pero el descubrimiento de una neurona que está vinculada a un concepto en particular es muy importante hito en la comprensión de cómo funciona la mente.

También te puede interesar:

Continúa leyendo