¿Un pasajero puede saltar del avión?

No, porque los aviones comerciales cuentan con un sistema de blocaje que impide la apertura de las puertas durante el vuelo. A una altura, por ejemplo, de 10.000 metros, la presión en cabina es de 0,80 atmósferas, cuatro veces superior a la que reina en el exterior. Si alguien lograra abrir una puerta, él y las personas cercanas saldrían despedidas, debido a que las presiones dentro y fuera se equilibrarían de forma brusca.

Continúa leyendo