¿Son peligrosos los nanotubos?

¿Son peligrosos los nanotubos?
En 1991, Sumio Iijima, un investigador japonés de los laboratorios NEC, descubrió los nanotubos, unas moléculas integradas por átomos de carbono que, entre otras cosas, podrían servir para liberar fármacos en el organismo de forma precisa. Desde entonces, se ha sugerido en varios estudios que algunos nanomateriales basados en ellos podrían ser perjudiciales. El pasado año, un equipo de técnicos del Instituto de Toxicología y Genética de Karlsruhe, en Alemania, encontró que en determinadas condiciones estas moléculas afectaban negativamente a las células pulmonares. Según anunciaron poco después científicos del Centro Nacional de Investigación Científica, en Francia, y de la Universidad de Trieste, en Italia, esto podría deberse a la solubilidad de las moléculas de carbono. Pero para estos expertos, los nanotubos que han sido modificados para otorgarles esta propiedad no son tóxicos en absoluto. Lo mismo opina Vicki Colvin, directora del Centro de Nanotecnología Biológica de la Universidad Rice (EE UU), que está convencida de que la toxicidad para las células de los nanotubos es "muy baja y puede reducirse con simples cambios químicos?.



COMENTARIOS