¿Se liga más con un deportivo?

¿Se liga más con un deportivo?
Hay dos razones para comprarse un deportivo. La primera, disfrutar del vehículo en sí mismo si se es aficionado a la conducción. La segunda, atraer miradas y seducir. En opinión de la psicóloga María José Domínguez, presidenta de la fundación PSIME, en cualquiera de los dos casos siempre se liga más. Ponerse al volante de uno de estos coches significa no tener problemas económicos y dar una imagen de seguridad e inteligencia, que no siempre se corresponde con la realidad, pero que coincide con las aspiraciones de algunas personas. "Hay muchas mujeres-objeto que buscan en los hombres dinero y protección", explica la psicóloga. ¿Pero qué pasa cuando la mujer es quien conduce un deportivo? "Entonces es la chica quien quiere fardar y sentirse mirada y deseada", asegura Domínguez.

Continúa leyendo

COMENTARIOS