¿Quiénes son nuestros parientes más próximos?

Sin lugar a dudas, los chimpancés. Nuestro patrimonio genético es idéntico al suyo en un 98,4%. Por ejemplo, la hemoglobina principal de la sangre humana, es decir, la proteína portadora del oxígeno que confiere a la sangre su característico color rojo, es idéntica, en las 287 unidades que la componen, a la hemoglobina de los chimpancés. Con los gorilas compartimos el 97,7% de nuestros genes; con los gibones nos diferenciamos en un 5%; con los orangutanes, en un 3,5%; y los monos tienen el 93% de su ADN en común con simios y humanos. Como  afirma el científico J. Diamond, el pariente más próximo del chimpancé no es el gorila sino el ser humano.

 

COMENTARIOS