¿Qué ser vivo es el más grande?

La ballena azul, dirán algunos; la sequoia, un árbol que crece en Norteamérica y por cuyo tronco hicieron túneles para que los coches pasaran. Pues no. Lamentamos informarles que el ser vivo más grande del mundo es algo aparentemente tan despreciable como un hongo. En particular hay uno inmenso y que forma estructuras que se extienden kilómetros en todas direcciones y mata grandes árboles. Se llama Amillaria ostoyae, comúnmente conocido como el moho de la miel. Si lo pensamos fríamente, produce cierto temor pensar en un hongo que puede llegar a cubrir un área equivalente a 1.600 campos de fútbol. Y ya que hablamos de enormidades, en el interior de animales y personas a veces podemos encontrarnos con ciertas criaturas parasitarias que roban comida de nuestras entrañas o cenan con nuestra sangre. Estos parásitos suelen tener tamaños diminutos, visibles sólo con la ayuda de un microscopio. Sin embargo, algunos pueden crecer, y mucho. El rey de estos parásitos es la tenia, que fácilmente puede llegar a tener ¡7 metros y medio de longitud!

 

COMENTARIOS