¿Qué nos lleva a ver la luna más grande en el horizonte?

Un motivo es psicológico: al estar cerca del horizonte podemos comparar su tamaño con objetos de dimensión conocida y por eso parece más grande. Otra causa es física: la refracción. Cuando está en el horizonte, los rayos de luz se desvían notablemente debido a que el aire es más denso cerca de la superficie y porque es mayor el espesor del aire que tienen que cruzar. Pero lo más curioso es que seguimos viendo la Luna después de ponerse porque la refracción sube ligeramente su imagen por encima de su posición real.

 

Etiquetas: Lunacienciacuriosidades

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS