¿Qué les pasa a las abejas cuando no duermen?

¿Qué les pasa a las abejas cuando no duermen?
En la ajetreada vida de un enjambre de abejas melíferas, las obreras necesitan periódicamente un sueño reparador. Si no descansan, dejan de comunicar adecuadamente la localización de los alimentos a sus compañeras de colmena, según acaba de demostrar un estudio de la Universidad de Texas (EE UU).

Para demostrarlo, Barret Klein utilizó un aparato magnético apodado Insominator que impide que las abejas duerman. ?Cuando los humanos son privados de sueño, reducen su habilidad para desarrollar tareas como comunicarse de forma clara y precisa?, explica Barret Klein, autor del estudio. "Nuestros experimentos muestran que las abejas insomnes también experimentan problemas de comunicación". Concretamente, Klein ha comprobado que tras muchas horas de vigilia a una abeja le cuesta indicar la dirección exacta de un sitio donde hay alimento. Y eso hace menos competitiva a la colonia.

?Aunque la importancia del sueño había sido estudiada en las moscas Drosophila durante años, el estudio de Barrett es el primero en abordar la función del sueño en insectos sociales en el contexto del grupo, y el primero en demostrar que la comunicación de los insectos pierde precisión si son privados de horas de sueño?, añade el biólogo Ulrich Mueller, coautor del estudio, que ha sido publicado esta semana en la revista PNAS.

 

Etiquetas: abejasbiologíasueño

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

¿Qué les pasa a las abejas cuando no duermen?

¿Qué les pasa a las abejas cuando no duermen?
En la ajetreada vida de un enjambre de abejas melíferas, las obreras necesitan periódicamente un sueño reparador. Si no descansan, dejan de comunicar adecuadamente la localización de los alimentos a sus compañeras de colmena, según acaba de demostrar un estudio de la Universidad de Texas (EE UU).

Para demostrarlo, Barret Klein utilizó un aparato magnético apodado Insominator que impide que las abejas duerman. ?Cuando los humanos son privados de sueño, reducen su habilidad para desarrollar tareas como comunicarse de forma clara y precisa?, explica Barret Klein, autor del estudio. "Nuestros experimentos muestran que las abejas insomnes también experimentan problemas de comunicación". Concretamente, Klein ha comprobado que tras muchas horas de vigilia a una abeja le cuesta indicar la dirección exacta de un sitio donde hay alimento. Y eso hace menos competitiva a la colonia.

?Aunque la importancia del sueño había sido estudiada en las moscas Drosophila durante años, el estudio de Barrett es el primero en abordar la función del sueño en insectos sociales en el contexto del grupo, y el primero en demostrar que la comunicación de los insectos pierde precisión si son privados de horas de sueño?, añade el biólogo Ulrich Mueller, coautor del estudio, que ha sido publicado esta semana en la revista PNAS.

 

Etiquetas: abejasbiologíasueño

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS