¿Qué es el trastorno afectivo estacional o depresión invernal?

Más conocido por sus siglas anglosajonas SAD ('triste' en inglés), el trastorno afectivo estacional o depresión invernal hace referencia a los cambios de humor graves que experimentan algunas personas durante el otoño y el invierno, cuando hay menos exposición a la luz solar. Entre los síntomas más habituales se incluyen tristeza y ansiedad, pesimismo, sentimientos de culpa o impotencia, irritabilidad y desasosiego, pérdida de interés en actividades que antes solía disfrutar, aislamiento social, cansancio y disminución de energía, dificultad para concentrarse y recordar detalles, cambios de peso, insomnio en unos casos y exceso de somnolencia en otros, y pensamientos suicidas.

El trastorno afectivo emocional se ha asociado con la melatonina, una hormona relacionada con el sueño que se produce en mayor proporción cuando los días son más cortos y más oscuros. Algunos estudios sugieren que cuanto más lejos vive una persona del ecuador, más posibilidades tiene de desarrollar este trastorno. 

La mitad de los afectados responde positivamente a los tratamientos con terapia con luz (fototerapia). 

 

Un nuevo estudio utilizó un modelo de trastorno afectivo estacional para descubrir por qué algunas personas no desarrollan depresión a pesar de estar genéticamente predispuestas a ello. Los hallazgos también arrojan luz sobre posibles nuevos tratamientos para la depresión estacional.

Los síntomas del trastorno afectivo estacional o depresión estacional/invernal son tan similares a los de la depresión que a veces puede ser difícil distinguir entre ambos.

 

Suele afectar a las mujeres. De hecho, 4 de cada 5 personas con la afección son mujeres, y las razones de esta predisposición probablemente son genéticas.

Sin embargo, aunque algunas personas son genéticamente propensas a la enfermedad, resisten los factores ambientales que podrían desencadenarla.

 

El nuevo trabajo se propuso examinar la neurobiología del trastorno afectivo estacional en un intento por comprender qué es lo que realmente hace que algunas personas sean más resistentes al desarrollo de la depresión.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista European Neuropsychopharmacology.



El papel clave de los transportadores de serotonina

 

Como explican los investigadores, la depresión estacional es causada por la falta de luz del día, lo que hace que la enfermedad esté más extendida en los países que están más lejos del ecuador.

"La luz del día es efectivamente un antidepresivo natural. Como muchos medicamentos que se usan actualmente contra la depresión, más luz del día evita que la serotonina sea eliminada del cerebro", explica Brenda McMahon, líder del trabajo.

 

Estudios anteriores habían demostrado que la depresión invernal tiende a afectar a las personas con un gen llamado 5-HTTLPR. Este gen codifica un transportador de serotonina cerebral, una proteína que regula la eficacia con la que se elimina del cerebro la serotonina, el llamado neurotransmisor de la felicidad.

La mayoría de los antidepresivos actúan disminuyendo los niveles de transportadores de serotonina para retardar la eliminación de la serotonina entre las células nerviosas.

 

Para el nuevo estudio, los expertos reclutaron a 23 participantes, 13 de ellos mujeres, que no habían desarrollado depresión a pesar de tener el gen 5-HTTLPR.

Los científicos utilizaron un escáner de tomografía por emisión de positrones (PET) una vez en verano y dos veces en invierno para examinar los niveles de los participantes tanto de serotonina como de transportador de serotonina.

 

"Descubrimos," explica McMahon, "que el nivel de proteína transportadora de serotonina se redujo en un promedio de alrededor del 1% entre el verano y el invierno, con una caída notablemente mayor en las mujeres".

"Encontramos que algunas personas que esperaríamos que tuvieran depresión invernal debido a su disposición  genética podrían, sin embargo, controlar la cantidad de transporte de serotonina que se produce, lo que significa que pudieron regular la cantidad de serotonina extraída de su cerebro", agrega."De esta forma se vuelven más resistentes a la depresión".

Esta es la primera vez que alguien usa escaneos PET para observar la resistencia a la depresión invernal.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

CONTINÚA LEYENDO