¿Puede un tornado atacar a una ciudad?

Puede suceder, pero no es muy frecuente. La razón: el área que ocupan las zonas urbanas es mínima en relación con el resto de la superficie terrestre. Pero en caso de producirse, los efectos son siempre devastadores. El rápido ascenso de aire caliente a través de la manga del tornado genera el vacío en el vórtice, la parte de la espiral en contacto con el suelo, que arranca todo lo que encuentra a su paso. La intensidad de un tornado se mide del 0 al 5 en la escala de Fujita, que considera la velocidad a la que gira el aire y los destrozos que causa. Un F5, con vientos de hasta 500 km/h, puede dañar estructuras de hormigón y lanzar coches a más de 100 metros. España se encuentra en la franja geográfica propensa a los tornados. Entre 1987 y 2005 se registraron 184.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS