¿Por qué tiemblan los músculos tras un largo esfuerzo?

Cuando un músculo es obligado a realizar un trabajo extenuante acaba cayendo en un estado de fatiga cuyos síntomas principales son debilidad, falta de respuesta y aparición de un cosquilleo tembloroso. Estudios llevados a cabo en deportistas indican que este desmoronamiento muscular aumenta casi en proporción directa al ritmo de disminución de glucógeno en el músculo. Recordemos que el glucógeno es el combustible que se almacena en las células musculares y que, al ser degradado enzimáticamente en los ácidos pirúvico y láctico, proporciona energía. Su escasez, unido a una disminución de la transmisión nerviosa provocada por la actividad muscular prolongada, propicia la aparición de temblores.

Etiquetas: curiosidadesejerciciomúsculos

COMENTARIOS