¿Por qué se pierden los zapatos en los accidentes?

La pérdida del calzado, incluso de zapatos atados con cordones, en los accidentes de tráfico se debe a las tremendas fuerzas resultantes de la colisión. Esta misma energía de choque hace que incluso salgan despedidas pulseras, anillos y sortijas y que se suelten las hebillas de los cinturones.

A este respecto, en la Dirección General de Tráfico, en Madrid, cuentan casos curiosos e insólitos, como el de un conductor que, tras un accidente frontal, se clavó en la espalda un bolígrafo que estaba en la bandeja trasera del coche.


Continúa leyendo

COMENTARIOS