¿Por qué nos invaden las langostas?

Cuando las lluvias son abundantes, se crea el clima propicio para que las langostas del desierto -Schistocerca gragaria- se reproduzcan y se agrupen formando enjambres que pueden llegar a invadir países enteros. Esto es lo que sucedió en 2004, en África occidental, aunque peor fue la plaga sufrida entre 1987 y 1989. La voracidad del insecto es tal que una parte reducida de la nube de langostas, lo que en peso supondría alrededor de una tonelada, es capaz de consumir en una jornada la misma cantidad de alimentos que diez elefantes o 2.500 personas. Los enjambres se desplazan rápidamente atacando y destruyendo todo lo que encuentran a su paso, lo que provoca en extensos territorios una epidemia de hambre. En el Antiguo Testamento se mencionan ya como una de las grandes plagas de Egipto.

COMENTARIOS