¿Por qué los túneles no colapsan?

¿Por qué los túneles no colapsan?
La perforación de túneles sobre roca dura y libre de juntas o fallas no precisa ningún tipo de sostenimiento, pero por motivos de seguridad se instala un revestimiento de hormigón.

Obviamente, en los túneles practicados en terreno blando este revestimiento interior siempre es necesario, para evitar su colapso. Desde antiguo, el interior del túnel se forraba con mampostería o ladrillos; posteriormente, se usaron segmentos de fundición, que han sido sustituidos por piezas de hormigón prefabricado. Durante la perforación, los operarios utilizan unos bastidores de acero móviles, llamados pantallas, que impiden cualquier alud de tierras.


Continúa leyendo

COMENTARIOS