¿Por qué los cocodrilos no sufren infartos?

¿Por qué los cocodrilos no sufren infartos?

La probabilidad de que un cocodrilo u otro reptil sufra un infarto es bastante remota. Esto es debido a que la anatomía de su corazón es más primitiva que la de aves y mamíferos. Para empezar, el sistema circulatorio del cocodrilo está diseñado de modo que la sangre oxigenada se mezcle ligeramente con la pobre en oxígeno.

 

Aunque su corazón presenta cuatro cámaras separadas, parte de la sangre oxigenada del ventrículo izquierdo que fluye hacia la aorta derecha entra en la aorta izquierda a través del denominado foramen de Panizza. De este modo, el animal desvía sangre hacia las partes del cuerpo que más lo necesitan.

 

En los mamíferos, incluido el hombre, la sangre venosa y la arterial nunca se mezclan. Por otro lado, sus corazones constan de un sistema de arterias y venas que nutren el músculo cardíaco. La obstrucción de estos vasos coronarios priva de oxígeno al miocardio y provoca el infarto. Los cocodrilos carecen de estas arterias y, ante un hipotético corte de suministro de oxígeno, echan mano del mencionado foramen de Panizza.

 

 

Etiquetas: corazón

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS