¿Por qué la cámara engorda?

¿Por qué la cámara engorda?
Se suele decir que las cámaras tienden a añadir algunos kilos a quienes se ponen delante de su objetivo. Cuando esto ocurre, puede deberse a varias razones. Una de ellas es la mala iluminación: en lugares con luz deficiente, al objetivo le cuesta capturar fielmente las dimensiones de un cuerpo. Por eso, los profesionales de la fotografía se cuidan de colocar la luz de forma que las sombras generadas por esta resalten las partes más atractivas de la figura, en vez de ocultarlas.

Los teleobjetivos tienen una gran longitud de foco y, usados a corta distancia, reducen la distancia entre nariz y orejas. Por su parte, el gran angular consigue lo contrario, y hace que la gente que aparece en el centro de la imagen parezca más alta y más ancha. La raíz del problema está en que las cámaras tienen que reproducir a dos dimensiones el mundo real de tres, lo que puede crear este tipo de distorsiones.

Etiquetas: curiosidades

COMENTARIOS