¿Por qué es resbaladizo el hielo?

Hasta unas determinadas temperaturas bajo cero, el hielo es efectivamente muy resbaladizo. Ahora bien, patinar, por ejemplo, sobre agua ultracongelada hasta -30 o -40 grados centígrados se puede convertir en una tarea trabajosa.

Este fenómeno tiene su explicación física. A temperaturas poco rigurosas, la fricción de las cuchillas de los patines -o de los esquíes- con el hielo genera el calor suficiente para que éste se funda momentáneamente, o que origina una delgada capa de agua líquida que hace las veces de lubricante y permite que los patines se deslicen con una facilidad tremenda. Sin embargo, en el caso del hielo ultraenfriado, la presión que el patinador hace sobre la superficie helada no es suficiente para permitir la formación de una película líquida y justamente por esto el deslizamiento llega a ser una labor complicada.


Etiquetas: curiosidadesfísica

Continúa leyendo

COMENTARIOS