¿Por qué es necesario capar a los cerdos?

La ablación de los testículos de los cerdos cuando nacen es realizada desde siempre por los ganaderos para evitar que en edad adulta su carne huela demasiado fuerte. Pero los animales castrados crecen más lentamente y resultan más grasos. Para paliar estos inconvenientes, hace 30 años se puso a punto la castración inmunológica mediante vacunación.

El olor apestoso de la carne de cerdo sin castrar procede de dos sustancias: la feromona androsterona y el escatol, un derivado del triptófano.





Continúa leyendo

COMENTARIOS