¿Por qué el champán tiene tantas burbujas?

La más festiva de las bebidas no sería la misma sin sus características burbujas. Se deben a que el champán sufre dos fermentaciones: una para convertir el mosto en vino y otra para hacer de este champán. Esta segunda fermentación con levaduras y azúcar tiene lugar dentro de la botella y produce abundante dióxido de carbono (CO2), que puede desprender hasta 30 burbujas por segundo, que salen disparadas en cuanto el líquido se libera del tapón que lo contiene.
Vídeo de la semana

Continúa leyendo