¿Por qué el agua que corre no se congela?

¿Por qué el agua que corre no se congela?
Hay tres razones fundamentales que explican este fenómeno. En primer lugar, el agua que corre contiene una mayor cantidad de aire que la que permanece estancada, lo que reduce su punto de congelación. Además, la velocidad que el agua alcanza en su recorrido, tiende a romper los cristales de hielo en cuanto se forman. Por último conviene recordar que el agua fluye debido a su energía, generalmente causada por la fuerza gravitacional o quizá por un cauce. Cuanto más fuerte sea este movimiento, mayor será la temperatura del agua.

Continúa leyendo

COMENTARIOS