¿Por qué caminamos erguidos?

¿Por qué caminamos erguidos?
El ser humano es el único mamífero que practica de forma continua la bipedestación, esto es, la marcha sobre las extremidades inferiores. Hace más de cuatro millones de años, los ancestros de los primeros homínidos abandonaron la seguridad que ofrecían los árboles para adentrarse en las extensas sabanas africanas.

La locomoción bípeda requiere menos consumo energético que la marcha a cuatro patas. También tiene ventajas térmicas: un cuerpo erguido recibe menos radiación solar que el de un cuadrúpedo, sobre todo cuando el sol está en su cénit, y al permanecer separado del suelo -que es un foco de calor- puede beneficiarse de una brisa refrescante. Además, el individuo bípedo puede otear por encima de la alta hierba de las praderas. Pero la ventaja más importante de las criaturas "erguidas" es que tienen las manos libres para trasladar las crías, transportar los alimentos, fabricar herramientas y modificar el entorno.

Continúa leyendo

COMENTARIOS