¿Por qué brilla tanto la fruta fresca?

¿Por qué brilla tanto la fruta fresca?
Se cuenta en los corrillos del mercado que las frutas, verduras y hortalizas más relucientes proceden de frigoríficos industriales y que, por tanto, es mejor comprar las que tienen peor aspecto. La realidad es la siguiente: durante la maduración, las frutas producen ceras que se acumulan en la superficie de la piel para conservar la humedad interna y protegerse del ataque de insectos y microbios. Por eso, al frotar la piel de una manzana aparece un brillo intenso. Por otro lado, la industria añade ceras oleosas a la fruta recién recolectada, para prolongar su tiempo de comercialización, prevenir ataques de insectos y mejorar su aspecto.

El científico alemán Fritz-Albert Popp tiene su propia teoría, algo insólita: la fruta brilla porque irradia biofotones, y esto es sinónimo de calidad.

COMENTARIOS