¿Por qué alucinamos?

¿Por qué alucinamos?
¿Está nervioso, febril o apenas ha dormido? Si es así, tiene posibilidades de sufrir alucinaciones, un fenómeno que consiste en ver, oír, oler o saborear algo que no está presente o no existe, es decir, sentir una percepción sin estímulo. También las causan las drogas, los trastornos psiquiátricos y el estrés, y en torno al 10 % de la población las sufre alguna vez, normalmente de forma pasajera. "Las más habituales son visuales; si aparecen poco antes del inicio del sueño, en el tránsito desde la vigilia, se denominan hipnogógicas", dice Julio Sanjuán, profesor de psiquiatría de la Universidad de Valencia. Se cree que se deben a que entre el nervio óptico y el lóbulo occipital -la zona cerebral donde se procesa la información visual- se interponen ciertas sustancias que emiten señales falsas que activan el lóbulo. "Su contenido depende de la personalidad del sujeto. Los alcohólicos con delirium tremens suelen sentir que su cuerpo está cubierto de bichos y los psicóticos oyen voces de tipo emocional, como insultos", asegura Sanjuán. Las alucinaciones olfativas, táctiles, gustativas o sonoras suelen derivar de problemas neurológicos o tumores cerebrales en los lóbulos temporales -oído, olfato y gusto- y en el parietal -tacto-.

Continúa leyendo

COMENTARIOS