¿Podremos algún día teletransportarnos?

¿Podremos algún día teletransportarnos?
El teletransporte, la capacidad de desintegrar un objeto y hacerlo reaparecer en otro lugar sin mediación de un vehículo físico, es aún pura ciencia ficción. Sin embargo, en 2002, científicos de la Universidad Nacional de Australia consiguieron descomponer un haz láser y reintegrarlo un metro más lejos. Dos años después, físicos de la Universidad de Innsbruck, en Austria, y del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de EE UU teletransportaron por primera vez las propiedades de una partícula a otra, un fenómeno denominado "teletransferencia cuántica". La técnica podría servir en el futuro para manejar los datos en los ordenadores cuánticos.

COMENTARIOS

¿Podremos algún día teletransportarnos?

¿Podremos algún día teletransportarnos?
El teletransporte, la capacidad de desintegrar un objeto y hacerlo reaparecer en otro lugar sin mediación de un vehículo físico, es aún pura ciencia ficción. Sin embargo, en 2002, científicos de la Universidad Nacional de Australia consiguieron descomponer un haz láser y reintegrarlo un metro más lejos. Dos años después, físicos de la Universidad de Innsbruck, en Austria, y del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de EE UU teletransportaron por primera vez las propiedades de una partícula a otra, un fenómeno denominado "teletransferencia cuántica". La técnica podría servir en el futuro para manejar los datos en los ordenadores cuánticos.

COMENTARIOS