¿Para qué usan algunos el veneno de escorpión?

Aburridos de las drogas clásicas, los jóvenes adinerados de Gujarat, Estado occidental de la India, están probando algo más fuerte: el veneno de escorpión. Los "camellos" locales ofrecen su picadura por tres o cuatro euros. Pero deben pagar antes, ya que tras el doloroso pinchazo llega el ansiado subidón y el sujeto cae durante varias horas en una especie de trance. Un cóctel de histaminas, serotonina, neurotoxinas y otras sustancias indeterminadas convierten el aguijonazo en un colorido y peligrosísimo éxtasis.

 

 

 

COMENTARIOS