¿Los peces en acuarios se vuelven agresivos?

¿Los peces en acuarios se vuelven agresivos?
De acuerdo con un nuevo estudio publicado en la revista Journal of Applied Animal Welfare Science, muchas especies de peces se vuelven agresivas cuando viven en acuarios pequeños. La agresividad puede afectar negativamente al bienestar de los individuos que comparten la pecera. Según Ronald G. Oldfield, investigador de la Universidad de Michigan (EE UU) y coautor del trabajo, el comportamiento surge para defender recursos como la comida, la pareja y descendencia, y entre otras cosas depende del número de competidores, el espacio disponible y la complejidad del hábitat.

En concreto, Oldfield se ha centrado en estudiar la agresividad del cíclido Rey Midas (Amphilophus citrinellus), originario de Nicaragua. Los científicos han llegado a la conclusión de que la agresividad de esta especie disminuye en acuarios de gran tamaño y con un hábitat complejo (es decir, con rocas, plantas y otros "escondites"), dos factores que potencian un comportamiento más natural por parte de los animales.

En el futuro, dice Oldfiel, "esta investigación podría ayudar a comprender cómo se producen modificaciones en el comportamiento humano cuando las personas cambian de ambiente social". Como ejemplo cita la violencia en presiones, que en parte podría deberse a los espacios pequeños y los estímulos reducidos.

 

Etiquetas: animales

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

¿Los peces en acuarios se vuelven agresivos?

¿Los peces en acuarios se vuelven agresivos?
De acuerdo con un nuevo estudio publicado en la revista Journal of Applied Animal Welfare Science, muchas especies de peces se vuelven agresivas cuando viven en acuarios pequeños. La agresividad puede afectar negativamente al bienestar de los individuos que comparten la pecera. Según Ronald G. Oldfield, investigador de la Universidad de Michigan (EE UU) y coautor del trabajo, el comportamiento surge para defender recursos como la comida, la pareja y descendencia, y entre otras cosas depende del número de competidores, el espacio disponible y la complejidad del hábitat.

En concreto, Oldfield se ha centrado en estudiar la agresividad del cíclido Rey Midas (Amphilophus citrinellus), originario de Nicaragua. Los científicos han llegado a la conclusión de que la agresividad de esta especie disminuye en acuarios de gran tamaño y con un hábitat complejo (es decir, con rocas, plantas y otros "escondites"), dos factores que potencian un comportamiento más natural por parte de los animales.

En el futuro, dice Oldfiel, "esta investigación podría ayudar a comprender cómo se producen modificaciones en el comportamiento humano cuando las personas cambian de ambiente social". Como ejemplo cita la violencia en presiones, que en parte podría deberse a los espacios pequeños y los estímulos reducidos.

 

Etiquetas: animales

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS