¿Hay pensamientos prohibidos?

¿Hay pensamientos prohibidos?
A nadie le gusta reconocerlo, pero todos hemos tenido pensamientos impuros, de esos de los que luego hay que rendir cuentas en el confesionario. Dicen los psicólogos que la mayoría de pecadillos mentales suelen tener relación con engañar a la pareja o cometer alguna fechoría laboral. Los rechazamos horrorizados porque, como señala el sociólogo de la Universidad de Washington Pepper Schartz, nos hacen sentir "como animales, como individuos al margen de las convenciones sociales". Sin embargo, no deben ser causa de alarma ya que sólo significa que tenemos una preocupación por ese tema.
COMENTARIOS