¿Es malo el sarro?

¿Es malo el sarro?
Una de cada diez personas tiene tendencia a acumular sarro. Así se llama la placa bacteriana endurecida sobre los dientes debido al depósito de sales minerales de la saliva. También se puede formar en la base de las encías e incluso debajo de estas. La presencia de sarro o tártaro dental se relaciona con una mala higiene bucal y, además de su impacto estético, favorece la aparición de caries y enfermedades inflamatorias e infecciosas de la encía, como la gingivitis o la periodontitis. Para prevenir su formación es importante cepillarse de forma correcta con un dentífrico especial y utilizar hilo dental. Ahora bien, una vez que se deposita, el sarro sólo puede ser eliminado por el dentista o higienista mediante un proceso llamado "raspado radicular".
COMENTARIOS