¿Es cierto que "somos lo que comemos"?

La prueba más contundente es que las deficiencias en los componentes básicos se manifiestan tarde o temprano en nuestro organismo, igual que las dietas hipercalóricas o aquéllas que se realizan sin prescripción médica. De hecho, las primeras pirámides alimenticias, que se hicieron hace más de 60 años con escaso rigor científico y que alentaban el consumo de huevo, leche y carnes, ocasionaron un aumento de los problemas cardíacos, circulatorios, cáncer y diabetes. Nuestra dieta debe ser una sabia mezcla de proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas, minerales y agua. Numerosas investigaciones han probado los efectos de muchos productos naturales en la lucha contra las más diversas enfermedades. Las grandes compañías han introducido en el mercado nuevos productos con valores nutricionales y componentes bioactivos, capaces de ofrecer garantías de salud a los consumidores.

Etiquetas: cáncerdiabetesproteínas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS