¿En qué beneficia la circuncisión?

La circuncisión es una sencilla operación en la que se extirpa el prepucio, el trozo de piel que envuelve el glande del pene. Es una práctica común entre judíos y musulmanes, pero también en las culturas anglosajonas. En EE UU, un 6% de los recién nacidos es circuncidado en el hospital.

Algunos estudios han demostrado que los hombres no circuncidados tienen mayor probabilidad de desarrollar infecciones en el tracto urinario, pero según un estudio de la Academia Americana de Pediatría, el riesgo es en realidad ínfimo durante el primer año de vida, con una incidencia de 7 a 14 casos por cada 10.000 niños. La intervención sí está indicada en los casos de fimosis, cuando la abertura del prepucio es demasiado estrecha para dejar paso al glande. También protege contra el sida, porque la superficie interior de esta porción de piel posee receptores que la hacen particularmente susceptible al ataque del virus.

Continúa leyendo

COMENTARIOS