¿De qué depende que dejemos más propinas?

En principio, el sentido común nos sugiere que va en proporción de la calidad del servicio recibido. Sin embargo, el profesor francés Nicolas Guéguen ha descubierto que más bien depende del estado de ánimo. Guéguen pidió al personal de ciertos bares que entregaran la cuenta en una tarjeta. La mitad contenía publicidad de un club nocturno y la otra mitad, un chiste. Los clientes del segundo grupo, es decir, los que recibieron algo que les hizo reír, fueron más generosos. Según los experimentos, también dejamos más propinas cuando brilla el sol, cuando nos sonríen o cuando quienes nos atienden dicen su nombre de pila.

Etiquetas: curiosidades

COMENTARIOS