¿Cuántos tipos de aditivos llevan los alimentos?

En España se emplean aditivos de dos tipos: unos responden a la necesidad de mantener la frescura e impedir el deterioro de los alimentos, y otros tienen como objetivo potenciar sus cualidades sensoriales. Entre los primeros están los antioxidantes y los conservantes; y entre los segundos figuran, por un lado, los que modifican el sabor y la textura y, por otro, los colorantes.  Algunos aditivos, como la sal o el vinagre, se utilizan desde la prehistoria. Además de éstos, los más frecuentes son el caramelo o el ácido cítrico.
COMENTARIOS