¿Cuándo se pueden usar los faros antiniebla?

¿Cuándo se pueden usar los faros antiniebla?
Los faros antiniebla delanteros mejoran el alumbrado de la carretera en caso de niebla, tormenta, nevada o nube de polvo. Son opcionales y sólo se pueden conectar, tanto de día como de noche, en circunstancias que reduzcan considerablemente la visibilidad; y sólo de noche, en tramos de calzadas de 6,5 metros o inferior con muchas curvas y señalizadas con la señal de curvas peligrosas. Por el contrario, el antiniebla rojo trasero es obligatorio, pero únicamente puede encenderse en condiciones muy adversas, como es la niebla densa.

El uso indebido de estos faros, que por cierto es cada vez más frecuente, puede provocar peligrosos deslumbramientos y está considerado por la DGT una falta leve que llega a penalizarse hasta con 91 euros.

Continúa leyendo

COMENTARIOS