¿Cuándo cometemos lapsus?

Cambiar una palabra por otra involuntariamente se denomina lapsus linguae. Según la teoría freudiana, lo que hacemos es decir lo que realmente queríamos decir. Es decir, dejamos que nuestro inconsciente se manifieste. La cuestión de por qué decimos lo que no queremos puede descubrirse, por ejemplo, en una sesión de análisis en la que el paciente asocie ese lapsus con sus experiencias del pasado.

Cuenta Freud que el presidente de la Cámara de Diputados de Austria abrió cierto día la sesión diciendo: "Tras comprobar la presencia en el recinto de un número suficiente de diputados, declaro cerrada la sesión", en vez de darla por abierta como procedía. Para Freud, el presidente tenía el deseo oculto de cerrarla, pues la reunión se preveía conflictiva.




Etiquetas: psicología

COMENTARIOS