¿Cómo sería el aspecto de un gigante?

 Un gigante no podría existir. Fue Galileo quien más claramente expresó esta imposibilidad. La Naturaleza no puede hacer crecer un árbol ni construir un animal por encima de cierto tamaño, conservando a la vez las proporciones y empleando los materiales que bastan en el caso de estructuras más pequeñas. ¿Por qué? Se hundiría bajo la acción de su propio peso, a menos que cambiáramos sus proporciones relativas. Y todo debido a algo descubierto por el griego Arquímedes: si multiplicas por dos el tamaño de un hombre, su superficie aumentará proporcionalmente al cuadrado de sus dimensiones lineales, o sea, cuatro, y su volumen será proporcional al cubo de las mismas, ocho.

Continúa leyendo

COMENTARIOS