¿Cómo se produce un fuego eléctrico?

¿Cómo se produce un fuego eléctrico?
El origen de un fuego eléctrico puede obedecer a multitud de factores: empalmes caseros, conductores insuficientes para la potencia demandada, ausencia de aislamiento eléctrico, manipulación de cuadros y contadores, enganches a la red no autorizados, conductores deteriorados... Las sobrecargas y cortocircuitos generan elevadas temperaturas en zonas de conexión eléctrica, tales como cuartos de contadores, tableros de distribución, canalizaciones y cajas de derivación. Si este sobrecalentamiento supera la temperatura de ignición de algún material eléctrico que forma parte de la instalación, aquél comenzará a arder.

También pueden formarse chispas o arcos voltaicos en la red capaces de provocar llamas que se propagan rápidamente por el área circundante. Una vez que comienza el incendio, su avance depende en gran medida de las propiedades ignífugas de los materiales eléctricos afectados -aislamiento de los conductores, cintas aislantes- y de la presencia de materiales combustibles en las proximidades.



Continúa leyendo

COMENTARIOS