¿Cómo funciona el fotomatón?


Las máquinas de fotografía conocidas como fotomatones operan como una cámara fotográfica gigante, pero con algunas matizaciones.

Cuando el cliente introduce las monedas, se dispara el dispositivo de captación de imagen para su impresión en una película que carece de negativo. Paralelamente, un cerebro electrónico carga el flash para realizar la sesión fotográfica. Después, la película cae al habitáculo del laboratorio, para pasar por los líquidos reveladores. En cuestión de minutos, las fotos caen al expendedor, en el que se secan.

Como se aprecia en el esquema, el equipo fotográfico incluye una cámara de vídeo y un ordenador.

Continúa leyendo

COMENTARIOS