¿Cómo embalan la paja las empacadoras?

¿Cómo embalan la paja las empacadoras?
La paja, que no es otra cosa que el tallo seco del trigo, la cebada, la avena y otras gramíneas, se utiliza como alimento para el ganado, aunque también se emplea para rellenar jergones y cubrir pequeñas construcciones. Hasta los años 70, la recogida de la paja tras la siega se hacía de forma manual y era transportada en burros y mulas. En la actualidad, la cosecha, el trillado y el embalaje de la paja está completamente automatizado. Esta última tarea la realizan las empacadoras o empaquetadoras, máquinas que recogen y compactan la paja en balas o fardos de diferentes tamaños y formas, según su destino final. Las pequeñas balas rectangulares de 12 a 40 kilos tienden a desaparecer, ya que dan mucho trabajo.
En su lugar, se confeccionan balas cilíndricas de 120 a 400 kilos, que se destinan para el alimento y limpieza del ganado de zonas próximas, y los fardos rectangulares de hasta 400 kilos, que generalmente se envían a zonas ganaderas muy alejadas. Estas balas también sirven como combustible en los secaderos de grano.


Continúa leyendo

COMENTARIOS

¿Cómo embalan la paja las empacadoras?

¿Cómo embalan la paja las empacadoras?
La paja, que no es otra cosa que el tallo seco del trigo, la cebada, la avena y otras gramíneas, se utiliza como alimento para el ganado, aunque también se emplea para rellenar jergones y cubrir pequeñas construcciones. Hasta los años 70, la recogida de la paja tras la siega se hacía de forma manual y era transportada en burros y mulas. En la actualidad, la cosecha, el trillado y el embalaje de la paja está completamente automatizado. Esta última tarea la realizan las empacadoras o empaquetadoras, máquinas que recogen y compactan la paja en balas o fardos de diferentes tamaños y formas, según su destino final. Las pequeñas balas rectangulares de 12 a 40 kilos tienden a desaparecer, ya que dan mucho trabajo.
En su lugar, se confeccionan balas cilíndricas de 120 a 400 kilos, que se destinan para el alimento y limpieza del ganado de zonas próximas, y los fardos rectangulares de hasta 400 kilos, que generalmente se envían a zonas ganaderas muy alejadas. Estas balas también sirven como combustible en los secaderos de grano.


Continúa leyendo

COMENTARIOS