¿Cómo consiguen los mejillones agarrarse con tanta fuerza a las rocas?

¿Cómo consiguen los mejillones agarrarse con tanta fuerza a las rocas?
Los mejillones marinos se agarran con tal fuerza a las rocas costeras usando sus peculiares "barbas" que son capaces de resistir los embistes de la marea, los golpes de las olas e incluso el desgaste que supone estar expuestos permanentemente a la sal y las partículas de arena y roca que arrastra el agua.

Matthew Harrington y sus colegas del Instituto Alemán Max Planck han analizado los músculos de los bivalvos con el microscopio y han descubierto que su secreto reside en una cubierta de proteínas ricas en un aminoácido llamado dopa, con propiedades adhesivas, mezcladas con iones metálicos, entre ellos abundante hierro. Esta combinación permite que las "barbas" del mejillón sean a la vez extraordinariamente duras y flexibles, capaces incluso de duplicar su tamaño sin resquebrajarse, según explican los científicos en la revista Science.

Etiquetas: curiosidades

Continúa leyendo

COMENTARIOS